Históricamente viajar hacia USA no ha sido nada sencillo, en especial para ciudadanos no europeos. Además, con la nueva administración Trump, los trámites administrativos le genera temores a algunos y se abren nuevas alternativas a considerar. Es el caso de la solicitud ESTA que hoy explicamos en este artículo. Personas de la comunidad europea que residan en el exterior, pero también chilenos, pueden optar por esta alternativa que facilita mucho las cosas en comparación con el visado convencional.

Video explicativo trámite ESTA para viajar a EEUU1

La Solicitud ESTA: Una alternativa al visado

Muchos argentinos con doble nacionalidad afirman que con el pasaporte europeo resulta más fácil viajar a USA que con la visa como argentino. En especial, es un proceso que resulta complicado para la gente del interior del país, puesto que necesitan atender dos entrevistas personales en Buenos Aires. En otras palabras: más gasto, más tiempo y más problemas para viajar a los Estados Unidos con el visado convencional.

En cambio, a través de la solicitud ESTA todo este proceso se agiliza. Esta autorización permite a los viajeros entrar en USA como turistas o como personas de negocios por una duración máxima de 90 días. Eso sí, la duración total de la autorización ESTA es de 2 años, por lo que nos permite entrar y salir del país norteamericano tantas veces como deseemos.

Para solicitar el visado convencional estamos obligados a desplazarnos a la embajada lo cual implica invertir tiempo y dinero. Pero para la solicitud ESTA el sistema se simplifica. La autorización ESTA (por sus siglas en inglés, Electronic System for Travel Authorization) se puede obtener cómodamente desde casa con un ordenador y con conexión a Internet. Rellenar el formulario nos llevará menos de una hora y por norma general, en unos pocos minutos recibiremos la respuesta a la solicitud en nuestro correo electrónico.

¿Qué podría impedirnos solicitar la autorización ESTA?

Bien, en primer lugar hay que tener en cuenta que necesitamos tener la nacionalidad (o la doble nacionalidad) de uno de estos países: Andorra, Australia, Bélgica, Brunéi, Chile, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Japón, Mónaco, Nueva Zelanda, Holanda, Noruega, Austria, Portugal, Malta, San Marino, Suecia, Suiza, Singapur, Eslovaquia, Eslovenia, España, Corea del Sur, Taiwán, República Checa, Hungría o Reino Unido.

Si cumplimos con esta condición obligatoria, podemos pasar al siguiente paso. Para rellenar el formulario ESTA correctamente, necesitamos contar con un pasaporte inteligible por máquina y que sea válido para toda la duración de la estancia en USA, incluyendo el día de salida. Se puede conseguir más información al respecto en el sitio web de Customs and Border Protection.

Por otra parte, el control de las fronteras americanas está siendo muy intenso, así que se nos preguntará sobre posibles enfermedades transmisibles, condenas, arrestos, delitos cometidos y en definitiva todo tipo de antecedentes penales, etc.

Y por último, necesitaremos tener a mano la información de la tarjeta de crédito con la que procederemos al pago de la autorización ESTA. Que no cunda el pánico, gracias a esta alternativa nos podemos ahorrar mucho dinero en comparación con lo que cuestan las visas convencionales.

Autor de la nota invitado: Vicente Martinez

Fuentes e Imágenes: Flaticon.com, freepik.com, formularioesta.org




Anuncios y artículos relacionados