En julio de éste hicimos nuestro primer viaje lejos de casa y por varios días con El Cachafaz, los anteriores fueron todos viajes cortos y hasta con “hoteles” para nuestras estadías fuera de casa ya que eran viajes de trabajo.  Buscar campings o dónde dormir con motorhome es algo que nuevamente comenzará a ser información valiosa y que por supuesto, voy a compartir con ustedes.

Lugares para parar con el Motorhome

Debo decirlo, la verdad es que si tengo un motorhome no me interesa mucho parar en campings, le evito al ruido y a la muchedumbre, si quiero viajar con el motorhome quiero dormir a orillas de un lago, río, en el patio de una familia que me reciba o en una estación de servicios pero, pagar para “encerrarme” en una parcela, tener vecinos, escuchar la música de otros o hacer cola para ir a un baño o una ducha, no es el tipo de viajes y menos de vacaciones que me interesen realizar.

Hago ésta aclaración porque si son de los míos y se animan a leer en inglés no hay nada mejor que la APP o el sitio web iOverlander, una base de datos de lugares recomendadas para pasar la noche en una motorhome o autocaravana o casa rodante como quieran llamarlo. Un gran mapa creado por la misma gente y que fuera el que me inspirara alguna vez a crear mi propio Mapa para viajar por Argentina.

En éste mapa miles de viajeros de todo el mundo cargan con posición satelital lugares para pasar la noche, ya sea en la calle, plaza, camping o estación de servicio. Se comparte además información de los alrededores y todo tipo de comentarios valiosos para decidir dónde pasar la noche abordo de nuestros vehículos

Probablemente el mejor lugar en San Ignacio,  Misiones

Al camping Playa del Sol llegamos sin querer, ya era tarde cuando llegamos a la localidad y decidimos dejar la visita a las Ruinas de San Ignacio para el día siguiente. Para aprovechar las últimas horas del día, antes de buscar dónde dormir, nos metimos por un camino que decía “Senderos de los Pájaros a 1.5 km”. La mejor hora para hacer fotos de aves es la tardecita y con ése cartel todo era perfectamente tentador. Al final nunca encontré el sendero, en algún desvió faltó un cartel y terminé por un camino angosto en el cual no podía dar la vuelta con la Iveco, así que seguí buscando una tranquera o algo con lugar para doblar, pero al final ése camino nos dejó a orillas del río y en la puerta del camping.

Nos recibió una hermosa playa, mucho verde y un sol a punto de caer así que nos quedamos a ver el atardecer desde las costas del Río Paraná del lado Argentino, pero con un sol rojo escondiéndose tras unas pequeñas sierras en territorio Paraguayo.

La poca gente que había en la playa y el camping se fue al caer la noche y nos quedamos solos en un lugar dónde las estrellas y el canto de algunas aves le pusieron la mejor nota a la noche y al camping.

Al día siguiente a la mañana temprano vino el propietario que cuando llegamos estaba cortando el pasto y luego no lo vimos más. Vive en una casa dentro del camping que es un predio enorme y me dijo que el día anterior no nos quiso molestar cuando nos vió estacionar como para quedarnos, porque te cobra por dormir, no por pasar un rato a conocer el lugar.

El precio fue simbólico, $ 35 por el vehículo y las 2 personas abordo. Tal vez vió mi cara de sorpresa porque me dijo “cobramos barato porque queremos que la gente venga”. El lugar está bien cuidado, la estructura es muy simple pero el baño y las duchas estaban impecablemente limpias, aquí trabaja él, su esposa y sus hijos. Con sólo hablar un rato me dí cuenta de la clase de buena gente que eran y de cómo les gusta vivir dónde viven, un lugar para recomendar.

Me anotó el teléfono en algún lugar pero lo perdí. No tienen página web y me dijo que casi no tienen internet, que una vez una hija le hizo un Facebook pero que no se acuerda como entrar, pero que se puede ir todo el año y siempre hay lugar para uno más, el lugar es grande. Tiene bajada de lanchas, zona de parrillero, zona de carpas y una muy pequeña despensa para cosas básicas. No había para enchufarse a la luz dónde paré, pero de haber sido necesario “te arrimás a un enchufe de la casa y tirame un cable” –  me dijo. Al día siguiente me prestó manguera, cargamos los tanques de agua potable y nos fuimos como llegamos, pero contentos de haber descubierto a éste pequeño rincón tan lindo de nuestro Paraná y de nuestra enorme Argentina.

Mapa de Ubicación – Posición Satelital

Cómo llegar camping Playa del Sol

Si tienen GPS la posición es -27.267373, -55.568113, si tienen conexión a internet hagan click en el ícono, vean las opciones al lado de la ficha y en Calcular Ruta los guiará desde donde estén al camping. Si no son amigos de la tecnología es fácil. Al llegar a San Ignacio pasar el arco, seguir por la Av principal hasta el fondo, doblar a la izquierda siguiendo las indicaciones para llegar a la Casa Museo de Horacio Quiroga  y seguir siempre por ése camino sin doblar hacia nungún lado, sólo seguir las curvas. El camino termina en el camping




Anuncios y artículos relacionados